Te damos las claves para abordar una nueva etapa saludable para ti y para los tuyos. No hemos inventado nada porque la clave está en nuestro propio entorno y clima que nos han regalado los frutos de la tierra y del mar, y que junto con unos hábitos de vida y de consumo forman la llamada «Dieta Mediterránea», aclamada por los especialistas en nutrición por su influencia en la disminución del índice de sufrir enfermedades coronarias, sobrepeso y por la forma en la que protege del envejecimiento celular y la carcinogénesis.

Un estilo de vida basado en el consumo de los alimentos de cultivo tradicional como son trigo, aceite de oliva, la vid y sus derivados – como pan, pastas, vino, etc -, cuya fuente de proteínas está en el pescado, las aves, los lácteos y huevos; los frutos secos y las frutas de temporada nos aportan fibra y vitaminas. No hay que olvidar recuperar los hábitos de vida que nos aportan bienestar físico y mental, un paseo al sol, una tertulia con los amigos, un baño en la playa durante las temporadas cálidas, la divina siesta… ¡Vive el Mediterráneo!

Después de estas semanas intensas de fiestas, llenas de comidas, cenas y reuniones familiares en las que no han faltado los canapés, turrones y mazapanes y donde la copita de vino y cava también han sido protagonistas, nos cuesta mirarnos al espejo y ver que esa grasa que antes no estaba en el abdomen, en nuestras caderas o/y antebrazo, ahora se aloja en nuestro cuerpo tan tranquilamente moviéndose a su antojo sin intención de irse.

Como primera opción siempre se nos ocurre volver a hacer ejercicio, como lo hacíamos antes de estas fiestas, pero entre que hace frío, anochece muy pronto y lo cansados que estamos por la vuelta a la rutina del trabajo…coger otra vez el hábito de hacer ejercicio nos puede costar un poco más de la cuenta. Lo mejor que podemos hacer es desintoxicar nuestro cuerpo, pero…¿cómo? muy fácil, con una dieta con productos naturales, para eliminar esas toxinas que hemos acumulado durante las vacaciones navideñas, que nos ayude a quitarnos esa sensación de hinchazón y que nos ayudará a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos y a estar de buen humor.

Por eso, en MediterraneanPremium queremos ayudarte a que digas adiós a esos quilitos de más y que vuelvas a tus rutinas de ejercicio para que te encuentres mejor con tu cuerpo y contigo mismo:

  • Empieza con una dieta depurativa y variada, con ingredientes de origen 100% natural cocinados al vapor, a la plancha o bien hervidos con un poco de sal y rociados con aceite de oliva virgen extra, te recomendamos la variedad «Arbequina» de Bardomus por su sabor afrutado, utilizar edulcorantes naturales como la miel “El Brezal” y consume fruta de temporada, como la mandarina o la naranja.
  • Si te gustan lácteos como yogures y quesos, elige que sean bajos en grasas o desnatados.
  • Elige las legumbres antes que las pastas, el arroz. (siempre con una Cantidad Diaria Recomendada).
  • Consume carnes y pescados y descarta la comida rápida, los preparados para freir y rebozados, la mejor manera para cocinarlos siempre será hervidos, a la plancha o al vapor, acompañados con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.
  • Hidratación ante todo: el agua siempre será la mejor opción, reduce o elimina los zumos, bebidas light y bebidas sin/con alcohol, déjalo para las reuniones con amigos o familiares.
  • Vuelve poco a poco a realizar ejercicio y aparta de tu cuerpo el sedentarismo. No es necesario que vuelvas enseguida a correr 10km, pero sí que puedes empezar con andar media hora al día y poco a poco subir la intensidad de la marcha y el tiempo.

Te proponemos un menú depurativo con recetas fáciles de elaborar:

DESAYUNO:
1 Infusión de cola de caballo, diente de león o té verde… con una cucharadita de miel El Brezal para endulzar de manera natural.

1 Pieza de fruta o zumo natural, te recomendamos la naranjas de temporada, por su aporte vitamínico y energético. Pero también puedes consumir otras frutas como la piña, manzana, kiwi, etc.

ALMUERZO:
2 rebanadas de pan integral con un chorrito der aceite de oliva virgen con una loncha de jamón cocido bajo en grasa

1  yogurt desnatado puedes edulcorarlo con una cucharadita de miel El Brezal o añadirle un puñado de frutos secos.

COMIDA:
Arroz integral hervido con tus verduras a la plancha. Corta las verduras y saltéalas. Acompaña el plato con un chorrito de aceite de oliva virgen en crudo y sala.

De postre puedes elegir una pieza de fruta o un yogurt desnatado bajo en grasa.

MERIENDA:
Los frutos secos naturales o tostados son la mejor opción, ya que sacian el hambre y nos aportan fibra y energía, elige entre nueces, almendras, pistachos, piñones, recuerda que las avellanas son muy calóricas, consumelas con moderación. Cuidado con los preparados tipo coctail de frutos secos, suelen contener aditivos y grasas saturadas de dudosa calidad. Intenta evitar los frutos secos fritos.

CENA:
Pescado o carne a la plancha o hervido con un toque de aceite de oliva virgen con 2 rebanadas de pan integral. De postre fruta o yogurt desnatado.

No olvides:

  • Acompañar todas las comidas con agua. Es recomendable tomar unos 8 vasos de agua al día. Relájate tomando una copita de buen vino durante las comidas o en compañia de unos amigos.
  • Debes de cuidar tu cuerpo y tu mente de forma responsable, este blog es un artículo de opinión, si tienes problemas de sobrepeso, te recomendamos que te pongas en contacto con un médico o nutricionista especializado.